Select Page
Los programas de recuperación mejorada después de la cirugía (ERAS [Enhanced Recovery After Surgery]) engloba una serie de acciones basadas en evidencia que se aplican desde el pre, intra y postoperatorio con el objetivo de disminuir eventos postquirúrgicos como infecciones, dolor,  estrés y la recuperación de la función intestinal de forma temprana.

Esto se deriva en el alta del paciente de forma oportuna, una recuperación más rápida y disminución en la tasa de complicaciones.

El programa ERAS está basada en la mejor evidencia y fue creada por un conjunto de especialistas involucrados como anestesiólogos, cirujanos, enfermería, fisioterapistas, dietistas y administradores hospitalarios, dentro del programa Best Practice in General Surgery de la Universidad de Toronto.

La utilización de los procedimientos permiten que los pacientes, previo a la cirugía, puedan ingerir una comida ligera hasta 8 horas antes y beber líquidos claros hasta 2 horas antes, asimismo, que poco después de la cirugía puedan comer y beber.  Permite mejorar el proceso postoperatorio, y que el médico emplee múltiples estrategias para controlar el dolor, reduciendo la cantidad de medicamentos necesarios y minimizando los efectos secundarios incómodos. Por otra parte, facilita la movilización temprana postoperatoria del paciente, así como, el egreso temprano.

PROCESOS PRINCIPALES DE LOS PROTOCOLOS ERAS:

-Educación e información preoperatoria, además de la preparación antes de la intervención.

-Disminución de la respuesta al estrés quirúrgico.

-Limitación del dolor, náuseas y vómitos postoperatorios mediante técnicas anestésicas, analgésicas estimulando la movilización temprana y agresiva.

-Uso de la técnica de la nutrición enteral temprana y rechazo a la colocación de  drenajes (o retiro precoz de los mismos).

RESULTADOS DE LA APLICACIÓN DE LOS PROTOCOLOS ERAS

-Reducción de complicaciones, tiempo de estancia y acelerar la recuperación.

-Empoderamiento del paciente para que sea capaz de tomar decisiones y participar en su recuperación.

-Seguimiento del paciente durante todo el proceso pre y postquirúrgico.

-Aumento de la calidad de la atención percibida y su satisfacción

-Optimización de recursos.

-Mejora del trabajo en equipo.

-Aumento de la calidad ofrecida.

-Ahorro económico.

 

Las ventajas de “ERAS” han sido estudiadas y evidenciadas en múltiples estudios que han concluido que el éxito de este protocolo está basado en el mecanismo fisiopatológico de la atenuación del estrés peri-operatorio. Sin embargo, también se debe a un retorno más rápido del funcionamiento normal de los órganos.

Actualmente, ERAS es utilizado en cirugías pancreáticas, colorrectales, oncológicas, bariátricas y ginecológicas, entre otras.

ERAS, también ha sido exitoso gracias a la tecnología y al desarrollo de la cirugía laparoscópica, que evita seccionar demasiado tejido muscular y fascias, logrando una recuperación extremadamente rápida, al dañar menos los tejidos se disminuye el riesgo de  sangrado y el dolor.

ERAS disminuye las complicaciones post-operatorias de manera importante, sobre flebitis (inflamación en las venas), embolias pulmonares e infecciones urinarias.

En los últimos 10 años, el protocolo se está aplicando en todo el mundo y México no es la excepción.  Cada vez hay más equipos capacitados para este tipo de intervención.

En este sentido todo el equipo quirúrgico que le atendemos se encuentra actualizado y capacitado para implementar el protocolo ERAS y mejorar la calidad de la atención recibida, logrando una recuperación mejorada  y reintegración a su vida cotidiana de una forma temprana.

 

“Donde quiera que el arte de la medicina es amado, también hay un amor a la humanidad”          –Hipócrates

LA INFORMACIÓN PROPORCIONADA HA SIDO PLANTEADA PARA APOYAR, NO REEMPLAZAR, LA RELACIÓN DIRECTA QUE EXISTE LOS PACIENTES/VISITANTES DE ESTE SITIO WEB Y SU MÉDICO. SI TIENE PROBLEMAS DE SALUD, CONSULTE A SU MÉDICO